Los combustibles se visten de ‘etiqueta’

A partir del 12 de octubre entrará en vigor una normativa europea que establece un nuevo etiquetado para identificar los distintos tipos de combustible: un círculo para la gasolina, un cuadrado para el gasóleo y un rombo para los combustibles gaseosos (hidrógeno, gas natural comprimido…).

Las etiquetas se colocarán en las tapas de los tapones del depósito de combustible de todos los vehículos nuevos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre, y en los surtidores de las estaciones de servicio, para que el usuario identifique claramente el combustible compatible con su vehículo. El consumidor debe asegurarse que la etiqueta del surtidor y la de su vehículo coinciden.

La información sobre los combustibles compatibles con el vehículo y sus correspondientes etiquetas, también se encontrará en el manual de usuario que se entrega a los propietarios con la documentación del vehículo.

Estas etiquetas serán iguales en todos los países de la Unión Europea.

Comparte esta información con tus Amigos: